Nocturne

Una vez más, desperté intentando encontrarla, y como cada noche a esa hora, su lugar en mi cama estaba vacío. Escuché aquellas notas musicales que calaban entre las paredes y el suelo, que entre silencios, me invitaba a acompañarla.