Momentos Reales #3

Se acerca hacia mi bajando la cremallera de su vestido que serpentea desde su pecho hasta la cintura. Esta cerca, puedo notar su respiración. Me observa como si conociera cada uno de mis pensamientos, mis deseos al descubierto. Es fascinante esa química que me atrapa en su mirada, una mirada que no descansa, que se…

Madre

Seguro que hay muchas de tus noches en las que aún recuerdas aquellos miedos nocturnos en tu habitación llena de muñecos y colores vivos, y que el único lugar seguro que podías encontrar era su cama. caminabas descalzo como un gato entre las sombras hasta cobijarte entre sus sábanas, donde hallabas el calor y la…

Momentos Reales #2

Ese momento en el que recuerdas su nombre, el sonido de su voz, y de repente, te encuentras bien. Cuando recuerdas sus besos, la influencia que desata en tu boca. Su aliento, tan intenso, que te envuelve en todo lo que quieres tener. Es el color de su piel, que cautiva, que deseas una y…

Su maldita piel

Lo volví a llamar, caí de nuevo en la necesidad de su piel. Cuando terminó su copa de vino y se dejó caer en el sofá, ya si camisa, estaba perdida. Me acerque a el sin poder evitarlo, como si su cuerpo perfectamente delineado tuviese gravedad propia. Me cogió de la cintura y me sentó…

Momentos reales

Es en ese preciso momento. Cuando los dos caemos agotados al mismo tiempo miramos al techo por un instante, para luego pegar nuestras miradas Y sin decir nada, rozamos nuestros labios, respiro tu aliento y tu el mío. En ese momento… Lo sé

El mejor lugar del mundo

Por fin estás aquí. haciendo lo mejor que sabes hacer, ser tú misma. Finges que pasas de todo, pero luego te duermes en mi pecho y tu aliento me hace entrar en calor. Haces que no quiera estar en otro lugar. Me vuelves loco, me retuerces entre momentos de sonrisas y enfados, no importan los…

Un deseo recurrente

Tengo algo que contarte. Ya son muchos los inviernos que compartimos el mismo fuego, y cada vez que te miro conviertes mi deseo en algo más profundo. ¿Cómo explicar un sentimiento que ni siquiera conozco, pero que a la vez extraño? Quiero sentir sus manos buscando mi cara en la madrugada y el suspiro que…

Un despertar acompañado

Despertó de madrugada, una tímida lluvia se dejaba escuchar tras la ventana entreabierta. Sentado sobre la cama, su maldita mente inquieta se resistía a dejarlo conciliar un sueño tranquilo, miró hacia atrás, y allí estaba ella, abrazada a su almohada, presumiendo en secreto de navegar entre agradables sueños. Posaba cubierta por una fina sabana blanca…