El cielo que cae

El invierno en Modradein era duro y despiadado, pocos eran los que se atrevían a coger los caminos de las montañas en la noche cuando las ventiscas perpetuas azotaban con una fuerza endemoniada, nada se podía ver ni oir, salvo el zumbido inagotable del viento blanco atravesando los pasos angostos.

El monstruo que llevo dentro

Todo ser humano, tiene el privilegio y la oportunidad de poder visitar sus recuerdos, de recurrir a ellos cuando más se necesita, para buscar consuelo o para revivir momentos exiliados en un pasado al que no se puede retornar. ¿Pero qué ocurre con aquellos a los que se les ha desprovisto de su humanidad. Necesitan…

El momento de los dos

Hubiera sido imposible imaginar que aquella noche a las cinco de la madrugada, en la casa de su amigo Iban, las cosas acabarían de una forma muy distinta de como Ricardo en un principio imaginó. Después de una noche de juerga, bailes y chupitos de sabores indescriptibles, Ricardo se debatía una vez más entre las…

Nocturne

Una vez más, desperté intentando encontrarla, y como cada noche a esa hora, su lugar en mi cama estaba vacío. Escuché aquellas notas musicales que calaban entre las paredes y el suelo, que entre silencios, me invitaba a acompañarla.

La ley PRATMAN

Veinte segundos, toda la humanidad contemplaba la cuenta atrás en sus televisiones, dispositivos móviles, en el metro, en los colegios, en las grandes pantallas publicitarias de cada gran ciudad o de cada pequeña población. Miraban ignorantes como caían los números sin apenas imaginar lo que pasaría cuando el contador llegase a cero. Año 2111, el…

El contrato vinculante

Walter Fink miró de nuevo la tarjeta con las indicaciones, estaba en el lugar correcto. Aún se preguntaba por que había ido hasta allí, si sería algún tipo de broma de sus compañeros de trabajo, en cualquier caso, estaba decidido a averiguarlo.

Voluntad Inquebrantable

Cataleya se acerco al escritorio, se sentó, y cogió la pluma que tenía guardada bajo llave en una caja de madera con finas talladuras formando un corazón en relieve. Comenzó a escribir sobre una lamina de papel grueso, viejo y acartonado. La tinta cobró vida, y con un suave chasquido, el corazón de madera comenzó…

Nada que Perder

CAPÍTULO 1 Robert llegó a las tres en punto a la cafetería Dely-anne, abrió la puerta delatándose con el sonido de una campana que había tras ella. Era un lugar de reunión tranquilo, decorado en colores vivos y con aspecto familiar, en la barra casi repleta de recipientes con repostería, había tres hombres bien trajeados…