Momentos Reales #2

Ese momento en el que recuerdas su nombre, el sonido de su voz, y de repente, te encuentras bien.

Cuando recuerdas sus besos, la influencia que desata en tu boca. Su aliento, tan intenso, que te envuelve en todo lo que quieres tener.

Es el color de su piel, que cautiva, que deseas una y otra vez, la magia que esconde entre sus manos, las ganas de que te vuelvan a tocar, de que se queden en tu cuerpo.

No hay nada que puedas hacer, siempre está ahí, dando vueltas en tu cabeza, haciéndote sonreír.

Díselo, no tengas miedo, porque sabes que siempre la recuerdas al amanecer y luego… al anochecer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.